sábado, 16 de abril de 2016

My Wish, your Blood - Capítulo 1


<<De nuevo aquí, de pie, en medio de la obscuridad, obscuridade que ha formado parte de mi desde hace ya muchos años; ya no recuerdo la ultima vez que vi la luz, jamás le tome importancia a los atardeceres o a los días de campo en la pradera, mucho menos al calor que emergía del cuerpo estando bajo el brillante sol del verano, creí que en toda mi vida seguirían ahí, esperándome, pero no fue así, que equivocada estaba.
Tres siglos han pasado y no puedo olvidar esa noche, la noche en que me atreví a desafiar la muerte, y esta se vengo no solo de mi, sino de él también, se vengo de nosotros cruelmente atrapándonos en su mundo frio y hostil, donde ni la luz ni el tiempo existen, donde el morir ya no es una salida, mucho menos una opción; y no saciando su deseo de venganza destruyo nuestro pasado y futuro. La culpa me aplasta constantemente porque no solo destruí mi existencia, sino que también me lleve conmigo sus vidas, la de él, y la del único chico que me amo, Brandon, cuanto te extraño. Cada noche pido a gritos poder reconstruir lo que destrui, poder remediarlo todo; se que no podrá ser, pero al menos esta vez tengo una sola oportunidade y juro que la historia no se repetirá, ya terminé aceptando lo que soy, una muerta viviente que no puede evitar su deseo de sangre, condenada a la eternidad, pero que no ha sepultado la esperanza de vivir. Mi nombre es Lilith>>.
CRISS:        Sabia que estarías aquí; desde que llegamos esta torre llamó tu atención.
LILITH:       Si, toda la ciudade puede verse desde aquí, aun con la lluvia me da una sensación de libertade – Volviéndose hacia él – creí que estarías en el bar.
CRISS:        Pedí permiso, es que – Mostrando una ligera sonrisa – hoy es un día importante ¿lo recuerdas?
LILITH:       Talvez – Desviando con tristeza la mirada - ¿lo dices por mi supuesto cumpleaños?
CRISS:        Obvio – Sonriendo ampliamente.
LILITH:       Vamos Criss, no se porque le das tanta importancia a esto – Con voz severa – desde aquella noche dejé de cumplir años, más bien dejamos de cumplir años.
CRISS:        Lilith, debes olvidar lo que pasó, no fue tu culpa – Mirándola seriamente.
LILITH:       Claro que fue mi culpa, si yo no hubiera insistido tanto quizás…
CRISS:        Quizas nada – Interrumpiéndola – mira, te traje esto.
Criss saca de su chaqueta un libro envuelto en un papel brillante, Lilith lo observa confundida y lo toma entre sus manos, sentía su forma y casi podría adivinar de lo que se trataba, ya tenía suficiente de ellos, Criss no era tan acertado para los obsequios. Criss la invita a desenvolverlo, confundida lee el titulo para después devolverle una extraña mirada.
LILITH:       ¿”Cristal rojo” ¿es una novela o algo parecido?
CRISS:        No – Sonriendo maravillado – es algo mucho mejor, es una recopilación de datos, datos sobre la leyenda de los siete vampiros ¿lo recuerdas? Los guardianes.
LILITH:       Ha si, esa novela de ficción – Mirandolo con frialdade – ese cristal no te devuelve a la vida, entiendelo, no seas ingenuo.
CRISS:        Porque eres escéptica, no creías en los vampiros ¿y qué somos ahora? Porque no puedes creer en que podemos dejar de ser muertos.
LILITH:       Porque es imposible, absurdo, no puedes conseguir nada con un cristal y aun que existiera por lo que me dijiste hay solo siete cristales en el mundo, ¡en todo el mundo! ¿crees que de la casualidade encontaríamos uno? Es imposible, olvídalo ya – Colocando su mano en el hombro de Criss – se que esto te tiene arto tanto como a mí, pero…… ya no te hagas ilusiones.
CRISS:        Lo encontraremos – Tomandole la mano - somos inmortales ¿recuerdas? Tenemos mucho tiempo hasta que se destruya el mundo, asi que sin presiones los buscaremos asi tengamos que mirar debajo de cada piedra.
LILITH:       Ni lo sueñes – mirándolo molesta – aun no estoy tan desesperada.
Criss sonríe al instante que se da cuenta que no había sido su mejor comentario.
CRISS:        Ya se, mal chiste.
LILITH:       Eres un tonto – sonriendo.
CRISS:        Oye, cambiando de tema, creo que – Dudando un poco – creo que ya llegó su tiempo, estoy casi seguro que ha reencarnado en esta generación.
LILITH:       ¿Y? – Tratando de no verse interesada en el tema.
CRISS:        ¿Cómo que y? ¿no lo buscarás?
LILITH:       No, estará a salvo mientras no nos encontremos, sabes que tengo algo más en mente.
CRISS:        Y – Queriendo saber más - ¿no tienes curiosidade de saber que es ahora de su vida?
LILITH:       ¿Se te olvida que Linus aun me busca? – con voz entre cortada – él lo asesinó y fue por mi culpa, por él dejamos Inglaterra, si Linus sabe que ha reencarnado no dudará en matarlo y él tiene derecho a vivir, ya lo perdí una vez y no volverá a pasar.
CRISS:        No hemos tenido noticias de Linus desde hace años – Llevando su mirada hacia la ciudad.
LILITH:       Si, pero aun me busca, esa maldita obseción que tiene por mi, creeme que ya estoy arta de esto pero por desgracia aun no se como acabar con él y no permitiré que Brandon muera de nuevo – Sintiendose impotente – sabes, daría todo por acabar con esto, por devolverte la vida.
CRISS:        Ya no te preocupes.
LILITH:       Odio lo que les hice, mi conciencia no me deja en paz, por mi culpa todo esto pasó – Sintiendo un nudo en la garganta.
Criss entedió que aun con el tiempo transcurrido para ella no era fácil y la abrazó.
CRISS:        Esto iba a pasar, en mi caso si no hubieras sido tú, hubiera sido otro, se que no estabas en tu juicio en ese momento.
LILITH:       Disculpame.
CRISS:        No tengo nada que disculparte.
LILITH:       Quisiera regresar el tiempo.
Lilith no quería que Criss la viera llorar y sin decir nada le dio la espalda, caminó con la cabeza baja por el borde de la torre, la noche era lluviosa como para que alguien la notara en lo alto; al llegar dio un vistazo a la ciudade para después dejarse caer, parecía que se estrellaría con el suelo más sin embargo aterrizó en el piso de pie y volviendo una mirada hacia Criss se perdió mientras caminaba.
CRISS:       No deberías sentirte culpable -  Mirandola alejarse – porque gracias a eso puedo seguir contigo y continuar cuidantote.
Criss muy despacio se agachó para sentarse en el borde, quien iba a pensar que antes él le temía a las alturas y ahora se encontraba sentado en lo alto de la torre Eiffel. La única luz que no le molestaba eran la de las lámparas de la ciudade que podían verse desde ahí, era su paisaje habitual; pensaba en Lilith, quería ir a buscarla pero sabía que ella necesitaba estar sola, poco a poco fueron llegando a su mente los recuerdos de esa noche.

:::::::::   Flashback   ::::::::
            Inglaterra 1715. Ambos regresaban de un festival que se celebraba cada año en la región, los padres de Lilith habían prohibido que ella fuera, no era un festival tan refinado o elegante, era lo bastante modesto, colorido pero rustico puesto que era elaborado siempre por los trabajadores y campesinos del pueblo, un lugar al que aseguraban los padres de Lilith no era propio para ella, la diferencia de clases sociales quisieran o no siempre parecían imponerse entre ellos, sin embargo a ella no le importaba y estaba acostumbrada a hacer lo que ella quisiera; así que ese día terminó escapándose con Criss,  hijo de uno de los cuidadores de la casa y su mejor amigo desde la infancia.
            Criss aun siendo su mejor amigo sabía cual era su sitio en la casa, ella era casi la dueña de la casa y él solo un simple sirviente, y muchas veces parecía que colapsaría con las escapadas y caprichos de Lilith, sabía que no solo estaba en fuego su propio trabajo y futuro sino también la de sus padres si algo le pasara a Lilith. De regreso Criss parecía preocupado, asustado y constantemente jugueteaba con sus dedos, ya era demasiado tarde para que ellos estuvieran fuera, demasiado tarde y peligroso, no podía dejar de crear mentalmente escenas trágicas de lo que pasaría si los padres de Lilith se percataban de que ella no estaba en casa, eso lo hacia sentirse más agobiado.
CRISS:        Te Dije que no debíamos venir, pero como siempre no haces caso – Nervioso y mirando para todas partes – ya es muy tarde.
LILITH:       Eres un regañon, peor que mi padre, pero al menos a ti si te puedo ignorar– Caminando despreocupada y comiendo un dulce típico de una pequeña bolsa de tela.
CRISS:        Tu padre me correrá si se entera que yo te traje – Asustado caminando más de prisa.
LILITH:       Mi padre no se enterará porque yo no se lo diré y tu tampoco irás a contarle nada, ¿entendido? – Lanzandole una mirada amenazadora para después sonreir de forma dulce – Además mira – Señalando a una dirección – ahí hay un atajo.
Criss desvió su mirada hacia la dirección que señalaba Lilith, sus ojos orbitaron al ver el sitio, un pequeño túnel poco iluminado indicaba un camino que aparentemente acabaría en dirección a la casa de Lilith, pero que no era muy visible donde se encontraba la salida.
CRISS:        ¿Y cómo sabes que ese es un atajo?
LILITH:       Porque se ve como un atajo, porque se me figura como un atajo y porque es un atajo, ¿entendiste? – En tono burlon - ¿no me digas que eres una damita?.
CRISS:        No me ofendas, soy todo un hombre.
LILITH:       ¿ha si? – Soportando el deseo de reírse – como sea “hombre”, vamos ya.
CRISS:        Ya voy – En tono desanimado – porque siempre termino haciéndote caso.
Lilith comenzó a caminar y Criss la siguió por el bosque, trataba de mantener el mismo paso que ella pero por los tramos cortos de obscuridade la perdia de vista por instantes; siguió caminando aparentemente tras ella sin embargo en un abrir y cerrar de ojos ya no la vió, se detuvo en seco, miró a todas las direcciones posibles pero no podía verla, la sangre se le heló al instante.
CRISS:       ¿Lilith?
            Lilith no se había percatado de que Criss ya no la estaba siguiendo, caminaba tan rapido como podía, todo en su afán de salir de ahí pronto y demostrar que efectivamente era un atajo, no se percataba de que ahora estaba sola, caminando por el obscuro bosque sin saber siquiera si estaba yendo por la dirección correcta.
LILITH:      Criss – Titubeando, mirando en varias direcciones – creo, creo que nos hemos perdido.
Al no tener respuesta Lilith se detuvo y volvió su mirada hacia atrás para darse cuenta de que estaba sola.
LILITH:      ¿Criss? Oh, es hombre ya se me ha perdido – En tono enfadado.
Miraba a su alrededor y todo le parecía igual, la luna sumergida en un cielo despejado servia como linterna lejana y ayudaba a divisar algunas cosas, más sin embargo no todo era muy claro; como último recurso, varías veces llamó a Criss en voz alta pero no tuvo respuesta, no sabía si continuar llamando a Criss hasta que este apareciera o continuar por alguno de los caminos hasta donde la llevaran, pensaba en ambas opciones cuando por el ravillo del ojo vió una sombra ir entre los arboles, la sombra era lo bastante alargada como para parecer ser una persona que vaga por allí, enseguida Lilith se sintió alegrada.
LILITH:      ¡Oiga! ¡Espere! – Siguiendo la sombra sin pensarlo - ¿cómo puedo salir de aquí?
Ella intentó seguir la sombra pero en un simple parpadeo esta se había desvanecido, de golpe se detuvo, mirando a todas las direcciones posible sentía una sensación de malestar y enfado .
LILITH:      ¡Como puede ser posible que ese hombre no me escuche! ¿y ahora?
Lilith pensaba en que opciones que tenía para salir de ese sitio cuando un viento helado recorrio su cuerpo, como si un en un instante se hubiera trasladado al sitio más helado sobre la tierra, no había sido una simple reacción al miedo ya que aun podía sentirlo, nerviosa dirigio la mirada a su alrededor, le confundia el cambio repentino de clima al instante que sentia la presencia de alguien…… asustada muy despacio dio la vuelta, encontrandose con un hombre alto, de ropa extraña, ella no queriendo averiguar quien era, fue retrocediendo sin dejar de mirar sus ojos, esos ojos tan extraños, el hombre la seguia al mismo paso que ella y llegando a la claridade de la luna pudo verlo mejor, sus ojos se veian espectrales, intensos ojos rojos como sangre fresca y con esos colmillos que salian de su boca al instante de se undian en su labio inferior como intentando contenserse, aterrada quizo huir pero el hombre la tomo del brazo y aun en contra de su voluntade comenzo a perder la fuerza en sus piernas, desvaneciendose, queria gritar pero solo un leve quejido salió de su boca, su cuerpo no respondia y con la vista un poco borrosa vio al hombre que acariciando su rostro y su cuello, a pesar de ser una figura aterradora algo no encajaba en el, un gesto de culpabilidade y…... ¿una lagrima? Lo que había sido leyenda para Lilith hasta ese entonces cobraba forma y existencia, pero ¿por qué una lagrima? Un alma en pena no puede llorar, ¿o si? mostrando sus colmillos se acerco a su mejilla para besarla y dejó escapar un pequeño susurro “Lo siento” tan sutil y suave que en seguida el sonido se perdió en el viento y sintío como su cuello era profanado, su sangre abandonaba con fuerza su cuerpo, sentía como los labios de ese hombre sobre su cuello le quemaban, la desesperación se apoderaba de su cuerpo, estaba muriendo y no podía hacer nada, agitando su respiracion intentó safarce, gritar, pero no pudo conseguir nada porque su vista se nubló hasta perder el conocimiento…..
Criss  logro salir del bosque, pero no pasó mucho tiempo en darse cuenta de que Lilith nunca salió, sabia que él solo no podria encontrarla en medio de la noche, así que pidio ayuda a varios amigos y conocidos, entre todos la buscaron sin encontrarla hasta el amanecer, no habia ratro de ella, ninguna pista, mucho menos su cuerpo, era como si la tierra se la hubiera tragado…….
Tres dias mas continuaron con la busqueda sin tener suerte, solo habia una razón, algun animal salvaje la habia atacado, ultimamente habian aparecido animales muertos y pensaban que lo mismo habia pasado con ella pero no podían tomar esa hipótesis como cierta ya que no habían encontrado ningún rastro de ella. Criss sentia una gran culpa gracias a los padres de Lilith, tanto que él y su padre tuvieron que huir, ya que el padre de Lilith pedia la muerte de ambos…… Dos semanas despues Criss se encontraba en el granero de su nueva casa, terminando de apilar la paja cuando vio a Lilith de pie en medio del granero con el cabello suelto, su mirada perdida y su vestido completamente sucio…… Criss asombrado se acerco a ella y la abraza, como para creer que realmente estaba viva…..
CRISS:        Lilith, demonios, ¿qué te pasó? Estaba tan asustado, creí que habías muerto – Abrazandola
LILITH:       No lo recuerdo – Aun con la mirada perdida.
CIRSS:        Tus padres creen que has muerto, se alegrarán de verte, yo estoy feliz de verte - Criss la sintió muy fría, casi helada
LILITH:       Tengo hambre.
CRISS:        Espera aquí, iré a traerte un abrigo y comida, estarás bien – Viendo algo diferente en ella y en sus ojos.
LILITH:       Criss no, tengo hambre, pero no esa clase de comida.
CRISS:        ¿Qué? De que clase de comida hablas.
LILITH:       Lo que quiero, es……. Es sangre.
CRISS:        ¿Sangre? – Confundido – No es momento para bromas.
LILITH:       Dejame, dejame beber un poco, vamos, solo un poco, no voy a matarte.
CRISS:        ¿Qué?
Criss sorprendido con las palabras de Lilith vio como sus ojos ya no eran los mismos, eran de un tono distinto y al abrir la boca sus colmillos estaban mas largos de lo normal, pensando que esa chica no era Lilith, de prisa la solto y corrio a la entrada del granero pero ella fue mas rapida y lo alcanzó, y con solo tocarlo lo hizo caer al suelo…… Criss no podia moverse, sentia que perderia el conocimiento cuando la vio acercarse a él.
LILITH:       Criss, prometo que no voy a matarte, pero, dejame probarla ¿si?, muero de hambre.
CRISS:        No, no.
Lilith acaricio su rostro y su cuello y enterro sus colmillos desesperadamente bebiendo su sangre hasta convirlo tambien en vampiro……
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


...
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios

Sobre Mi

Hola, mi nombre es Giselle y este blog lo he creado para publicar todas aquellas historias que se me han venido a la mente en sueños, que han sido inspirados en algún grupo musical (básicamente Tokio Hotel, que es mi grupo favorito), actores o quizás de una misma canción que escuché.

Mi vida y mi sueño es escribir y espero poder hacerlo hasta donde mis fuerzas me lo permitan.

Espero que les guste =)


Fick

FIRE IN THE RAIN
Giselle Pineda Vargas